Mi blog principal!

viernes, 14 de diciembre de 2012

"La tristísima historia de las cerillas"

por: Dr. Heinrich Hoffmann

Los papás de Paulinita
la dejan sola en casita.
La niña corre, jugando
con su muñeca y cantando,
hasta que —¡Oh maravillas!—
ve una caja de cerillas.
"¡Qué juguete! ¡Qué bonita!",
dice, al verla, Paulinita:
"Voy a probar a encender
como mamá suele hacer".
Y Minta y Maula, las gatas,
levantan, tristes, las patas:
"¡Tu papá te lo ha prohibido!",
le dicen, con un maullido:
"¡Miau, mio! ¡Miau, mio!
¡Te quemarás! ¡Déjalo…!"
Paulinita desatiende
el buen consejo y enciende,
como se ve en la figura,
la cerilla —¡ay, qué locura!—
mientras salta de contento
sin descansar un momento.
Y Minta y Maula, las gatas,
levantan, tristes, las patas:
"¡Tu mamá te lo ha prohibido!",
le dicen, con un maullido:
"¡Miau, mio! ¡Miau, mio!
¡Te quemarás! ¡Dejaló…!"
 
Las llamas —¡ay!— han prendido
en la manga, en el vestido,
la falda, la cabellera…
se quema la niña entera.
Minta y Maula, al contemplarla,
gimen a dúo: "¡Salvadla!
¡Socorro! ¡Auxilio! ¡Corriendo!
¡La pobre niña está ardiendo!
¡Miau, mio! ¡Miau, mio!
¡Paulinita se quemó!"
La niña —¡qué gran tristeza!—
ardió de pies a cabeza.
Quedaron los zapatitos,
cenizas y dos lacitos.
Minta y Maula, frente a frente,
lloran muy amargamente:
"¡Pobres papás! ¡Miau, mio!
¿Dónde estarán? ¿Dónde? ¿Do?"
Y derraman, tristemente,
de lágrimas un torrente



La  cancion de Rammstein Hilf mir esta inspirada en este cuento infantil

domingo, 9 de diciembre de 2012

Casi navidad

Ya casi es navidad... en lo personal no me gusta mucho (bueno nada) lo veo solo como una razón de los comercios para vender a personas incredulas que piensan o creen que de verdad un regalo en esta época del año significa más que un regalo dado en otro día cualquiera del año...

Honestamente no sé porque a ésta época le dan más importancia... no se sabe si jesus nacio el 25 de diciembre, Coca-Cola técnicamente creo a Santa (más bien lo plagio).... Tal vez sea por que es la época en que el año se términa y empieza otro pero esa no es razón para impulsar el consumismo.

La única diferencia que veo es que las calles estan más abarrotadas y concurridas que nunca, es casi imposible caminar y para colmo las personas en las calles parecen tortugas enyesadas (sin ofender).

Pero bueno es sólo mi opinion, nada más

Pero para los que si les gusta:


Feliz navidad

viernes, 10 de febrero de 2012

Curiosidad gramatical

Entre los matices que distinguen a la lengua española, figuran en un sitio relevante las curiosidades.

Pongo de muestra un caso de acentuación.
Aquí se trata de una oración en la cual todas sus palabras - nueve en total - llevan tilde:

«Tomás pidió públicamente perdón, disculpándose después muchísimo más íntimamente».
Con toda seguridad es una construcción forzada, pero no deja de ser interesante.

Ahora disfruta este:

La palabra oía tiene tres sílabas en tres letras.

En aristocráticos, cada letra aparece dos veces

El término arte es masculino en singular y femenino en plural.

En la palabra barrabrava, una letra aparece una sola vez, otra aparece dos veces, otra tres veces y la cuarta cuatro veces.

En el término centrifugados, todas las letras son diferentes y ninguna se repite.

El vocablo cinco tiene a su vez cinco letras, coincidencia que no se registra en ningún otro número.

El término corrección tiene dos letras dobles...

Las palabras ecuatorianos y aeronáuticos poseen las mismas letras, pero en diferente orden.

Con 23 letras, se ha establecido que la palabra electroencefalografista es la más extensa de todas las aprobadas por la Real Academia Española de la Lengua.

El término estuve contiene cuatro letras consecutivas por orden alfabético: s-t-u-v.

Con nueve letras, menstrual es el vocablo más largo con solo dos sílabas.

Mil es el único número que no tiene ni o ni e.

La palabra pedigüeñería tiene los cuatro firuletes que un término puede tener en nuestro idioma: la virgulilla de la ñ, la diéresis sobre la ü, la tilde del acento y el punto sobre la i.

El vocablo reconocer se lee lo mismo de izquierda a derecha que viceversa.

La palabra euforia tiene las cinco vocales y sólo dos consonantes...